28 agosto 2009

JUnit... probando sale mejor


En estos días estoy asistiendo a una capacitación interna sobre Buenas Practicas en el Desarrollo de Software.

El martes pudimos trabajar con JUnit, no es la primera vez que trabajo con dicho utilitario, pero el recordatorio me ha caído como anillo al dedo.

Cada vez que programamos un método lo hacemos para que cumpla con una función en particular, y por tanto, siempre queremos que el resultado se de tal como lo esperamos. Entonces, bajo esta premisa, necesitaríamos ir preparando casos de pruebas, a fin de que, al finalizar la implementación, podamos verificar que lo que hemos hecho cumple su cometido. Esta necesidad de nos lleva al uso de esta herramienta.

Recuerdo, que cuando estaba en el instituto (y bueno, muchos programadores novatos lo hacen suelen hacer) solíamos escribir nuestro método "main" para poder hacer nuestras pruebas. Realmente, esto no ayudaba mucho porque las pruebas que intentábamos realizar eran algo flojas y poco consistentes, además de que veíamos nuestras clases con líneas de código que en realidad no debían estar allí.

Con JUnit, tenemos la posibilidad de probar nuestras clases sin tener que modificarlas para este fin. Adicionalmente, gracias a la integración con Eclipse y Ant, podemos ejecutar los casos de prueba (previamente elaborados) en cualquier momento dentro de nuestro desarrollo, de manera que podemos verificar si los métodos que implementamos cumplen adecuadamente con los requerimiento u objetivos trazados.

Puede ser que más de uno diga "no tengo tiempo para hacer ello" o "toma mucho tiempo elaborar los casos de prueba!", sin embargo, los invito a reflexionar y contabilizar sobre el tiempo que demoran tratando de hallar la causa de un problema, que en muchas ocasiones son provocados por errores humanos.
Publicar un comentario